Arbolito de Navidad: celebración y seguridad van de la mano | UNIVISTA INSURANCE

Arbolito de Navidad: celebración y seguridad van de la mano

Arbolito de Navidad: celebración y seguridad van de la mano. En la cultura occidental, la Navidad sin el característico arbolito decorado es impensable para muchas familias. Según la tradición se coloca, en muchos casos, a partir del 8 de diciembre, coincidiendo con el día de la Inmaculada Concepción. Desde el momento de su montaje, ya sea un aromático árbol natural elegido en mercados navideños o el artificial procedente de las tiendas de decoración, o al bajar la caja del ático con el arbolito del año anterior, comienza la entrañable liturgia familiar de la celebración navideña.
Los niños son los grandes entusiastas, con ansiedad ayudan a sus padres a adornar la casa con luces y decoraciones, viendo en el árbol de Navidad la promesa de fiesta, celebración, reunión familiar y alegría.
Alrededor del arbolito se despliegan varios eventos. El 24 de diciembre, la Nochebuena, es el día de colocar la estrella en lo alto del arbolito, con el honor reservado al hijo más pequeño de la casa. Esa noche familiares y amigos se reúnen para cenar y celebrar la víspera del nacimiento de Jesús. Después de la medianoche, comienza oficialmente la Navidad, y se produce la apertura de los regalos que yacen bajo el árbol.
Mientras los ojos inocentes de los niños ven celebración y alegría, los adultos deben anticipar y eliminar cualquier riesgo. En este contexto, los amantes de arbolitos naturales, es crucial asegurarse de que estos no estén secos, ya que podrían incendiarse dentro de casa al estar cerca de una fuente de calor. Los cables de las luces de adorno deben estar en buen estado, no deben tener fisuras, ni peladuras para evitar un corto circuito. Tampoco debes enchufar las luces del arbolito en el mismo tomacorriente donde se encuentren aparatos de alto consumo como microondas, neveras u ollas eléctricas para evitar accidentes. Al comprar las luces cerciórate que tengan certificación SEC que garantiza mayor seguridad. Además, ten presente que los adornos pueden representar peligro para los niños pequeños, sus brillos y colores les llaman la atención y podrían intentar tocarlos y hasta ingerirlos. Evitar velas naturales es otro consejo, se puede optar por alternativas artificiales que son más seguras. Asimismo, puedes optar por un arbolito artificial ignífugo, que no se incendie fácilmente.
Siguiendo estos consejos, podrás tener un arbolito tan hermoso como el de Rockefeller Center de Nueva York, pero, sobre todo, seguro. Porque la seguridad y la celebración, deben ir de la mano en esta Navidad. Arbolito de Navidad: celebración y seguridad van de la mano.

¡Llámanos hoy para una completa calificación! (305) 267-7138. También puedes cotizar gratis aquí.