¿Realmente quién necesita un seguro de vida? | UNIVISTA INSURANCE

¿Realmente quién necesita un seguro de vida?

Es muy fácil explicar la importancia de tener un seguro de vida a cualquier persona con dos dedos de frente. Lo difícil de lograr es que el interlocutor asuma en primera persona la necesidad de adquirirlo.

¿Realmente quién necesita un seguro de vida?

Cuando le hablas a un joven soltero sobre un seguro de vida, te mira con asombro e incredibilidad, como si se tratara de una broma pesada. Es tanta la sorpresa que muchos, con una sonrisa en los labios, buscan a su alrededor como el que trata de descubrir una cámara oculta.

Lo que desconocen estos jóvenes es que cualquiera se puede morir. No hay que ser precisamente mayor para que esto suceda. Si somos prácticos, tendríamos que asumir que si un joven soltero fallece, además del terrible dolor que le inflige a sus padres su pérdida, les deja desprotegidos. Y, posiblemente, endeudados. Porque son los padres quienes tendrán que hacer frente a los gastos necesarios para el funeral y el entierro.

Sin embargo, comprar un seguro de vida cuando uno es joven es tan barato que bien vale la pena hacerlo.

Las parejas casadas, que no tiene hijos, tampoco son muy proclives a adquirir un seguro de vida. Tienen las cuentas bancarias juntos, han comprado una casa juntos, hacen planes de futuro, sin embargo, el seguro de vida lo perciben como algo ajeno a ellos. Pues se equivocan, un seguro de vida debería formar parte del paquete del amor que se profesan como pareja. Si uno de ellos fallece, el sobreviviente quedaría cargado de deudas y dolor.

Las personas jubiladas hacen bien en aspirar a vivir la vida a tope ya sin grandes obligaciones, ni ataduras, disfrutando la satisfacción del deber cumplido. Por eso, después de sacrificarse para criar a sus hijos, de ayudarles a pagar los estudios y a comprar sus casas, no quieren ni oír hablar de seguro de vida.

No obstante, los beneficios del seguro de vida bien podrían ser la guinda a una vida cargada de amor y dedicación por su familia. Sobre todo, teniendo en cuenta que cualquier herencia que les deje a los hijos será gravada con grandes impuestos. Mientras que el beneficio por fallecimiento cumple la misma función y no tiene ningún gravamen.

En fin, el seguro de vida no solamente es interesante para padres con hijos pequeños y hombres de negocios cargados de deudas, es fundamental para cualquier persona que tenga familia y sienta por ella un mínimo de amor.

Cuando te vayas a hacer un seguro de vida, no te olvides de llamar Univista Insurance.

¡Llámanos hoy para una completa calificación! 305-740-1340. También puedes cotizar gratis aquí.